Turismo

 

La planta, casi cuadrada de 562m., responde en su distribución a las funciones tradicionales del caserío. La fachada principal, en mampostería revocada, con los vanos y esquinas en piedra de sillería muy regular, está poco horadada. Se distribuye en cuatro plantas.

En la primera se abre la entrada principal, con arco de medio punto rebajado. A ambos lados hay  dos ventana y más a la derecha se completa esta primera planta con tres ventanas, las otras tres plantas ostentan vanos regularmente dispuestos sobre los de la primera planta, con la salvedad de que en la segunda las dos de la derecha enmarcan el escudo dignificándose con su mayor altura y los herrajes de los balcones. Sobre ellos los vanos de la tercera planta son también de mayor tamaño, pero el balcón no sobresale de la fachada.

La fachada sur está recorrida de abajo a arriba, por cinco pilares de piedra sillar que, enmarcados por los salientes laterales que rematan las fachadas este y oeste, dejan espacios horizontalmente dispuestos en galerías.